ejercicios isométricos alteran representaciones de los mapas cerebrales

Julio 25, 2017 by fisioterapeuta0

Los ejercicios isométricos de baja intensidad (30%) hasta la extenuación alteran las representaciones de los mapas cerebrales, sin embargo los ejercicios isométricos a intensidades altas hasta la extenuación no alteran los mapas cerebrales.

Esta información puede ser muy importante en diferentes casos:
– Procesos de rehabilitación.
– Readaptación y entrenamiento deportivo.
– Lesiones y/o enfermedades neurológicas.

Como ya sabes en diferentes procesos de lesión y enfermedades se producen alteraciones en las representaciones del cerebro. En los procesos de entrenamiento, los estímulos recibidos, procesos de lesión y fatiga también alteran dichos mapas.
Como entrenadores o terapeutas tenemos que conseguir estimular el cerebro para conseguir adaptaciones positivas en la representación de los mapas cerebrales. Por lo que tenemos que conocer que estímulos pueden ser negativos para esta misión.
En el estudio que te presentamos han demostrado que isométricos de baja intensidad (30% contracción voluntaria máxima, VMC) de la abducción del dedo suponía una alteración negativa de los mapas cerebrales del primer dorsal interóseo. En cambio, isométricos al 95% de la VMC no supusieron alteraciones negativas en los mapas cerebrales. Durante las contracciones con fuerzas bajas (hasta 30%) se redujeron las representaciones corticomotoras del músculo evaluado con EMT (Estimulación magnética transcraneal) y supuso una mayor depresión post-ejercicio.
La depresión post-ejercicio se relaciona con la reducción de la habilidad para generar comandos motores desde el cerebro (Brasil et al 1993) y por tanto en la reducción de la fuerza voluntaria durante el periodo de descanso (Petersen et al 1993). Parece que este fenómeno está relacionado con la alteración de las representaciones corticales y podría tener que ver con una alteración de las señales propioceptivas después de tareas fatigantes. Aunque los investigadores creían que se iban a dar alteraciones corticales en ambos tipos de ejercicios hasta la extenuación solo se dieron en las repeticiones a baja intensidad, algunas de las posibles razones pueden ser:
– Mayor depresión post-ejercicio debido a la mayor duración de las tareas de intensidad baja. (Fuerza baja: 259 s vs Fuerza alta: 95%: 87 s)
– Una mayor activación de músculos agonistas como compensación en tareas con fuerzas bajas hasta la fatiga que provocan una mayor alteración de la representación cortical.
– La fatiga en contracciones de baja intensidad podría deberse más a factores centrales, y la máxima a periféricos.

“La fatiga de baja intensidad da lugar a un cambio posterior en la producción corticomotora. Estos cambios pueden ser indicativos de un aumento de la retroalimentación sensorial de la corteza somatosensorial durante la fase de recuperación de la fatiga.”
“Nuestros resultados pueden sugerir que un cambio posterior hacia regiones sensoriales puede ser indicativo de una mayor dependencia de la retroalimentación sensorial crítica para la recuperación del músculo post-fatiga.”

Cunningham, D. A., Janini, D., Wyant, A., Bonnett, C., Varnerin, N., Sankarasubramanian, V., … & Yue, G. H. (2016). Post-exercise depression following submaximal and maximal isometric voluntary contraction. Neuroscience, 326, 95-104.
http://www.sciencedirect.com/…/article/pii/S0306452216300471

Pedro Peláez

La imagen puede contener: texto
No hay texto alternativo automático disponible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Copyright by BoldThemes. all rights reserved.